Todo el contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons.

La güeb de
MACÍAS PAJAS
1657

Omemo, los de siempre y la madre que los parió.

Ultimamente actualizo poco, por lo que tengo unos cuantos temas pendientes. Uno de ellos es hablar de Omemo.

Omemo es un programa creado por Pablo Soto (El creador de manolito p2p). En principio Omemo también es un programa p2p, pero es algo mas. Es un disco duro virtual e inmenso y una darknet anónima.

Llevo mas de un año probando las sucesivas betas de Omemo (La actual es la 0.30), y debo decirlo: Estoy impresionado. Tiene sus fallos, la velocidad no es su punto fuerte. Sospecho que tiene que ver con la estructura anular que emplea para lograr conexiones anónimas, que al igual que en Freenet impide un crecimiento reál efectivo mas allá de cierto punto (En este video explican lo del anillo, aunque sospecho que mis paranoias sobre las redes anónimas no interesan a nadie).

Consideraba Omemo como un tema para hablar mas adelante, pero esta mañana leo en el blog de David Bravo, que los de siempre han denunciado a Pablo Soto por competencia desleal.

Con los de siempre me refiero a socidedades de gestión y sobre todo discográficas. Cada vez tengo mas claro que estas estructuras sobran. Se pierde mas que se gana con su existencia. Es la misma gentuza que se dedica a insultar a la sociedad llamándola delincuente, a demandar a niñas de doce años y a promocionar a Bisbal.

Lo de la competencia desleal y la millonada de la demanda resulta chocante. Mas bién parece que como no consiguen amedrentar a los usuarios, prefieren asustar a los programadores. Recuerda un poco (salvando las distancias) al caso de winny en japón. Como en este caso no cuela lo del copyright, se busca entre las leyes algún subterfugio ratonero.

Por otra parte hay algo de absurdo en todo esto. Es posible que hoy día haga falta un fuera de serie para escribir un programa como Omemo, pero cualquier programador medianamente competente puede escribir el equivalente a Napster en pocas horas (Para lo cual hacía falta un fuera de serie no hace demasiado tiempo).

Por decirlo de otra manera: No se puede impedir la distribución de contenidos audiovisuales. Ya hemos visto que por cada Napster, e-donkey o Grokster que se cierra, aparecen nuevas herramientas que emplean los mismos protocolos e incorporan otros nuevos mas eficaces.

Si Pablo Soto es condenado las consecuencias pueden resultar muy negativas. Los programadores tendrían que tener cuidado a la hora de desarrollar tecnologías interesantes, no vaya a ser que los usuarios puedan emplearlas para hacer algo que no guste a alguien. Imaginen una compañía de software demandando a Microsoft porque el notepad puede usarse para crackear su programa... Y puede usarse, no les quepa la menor duda.

Y aunque la tecnología es neutra, no estoy seguro de que legisladores y jueces tengan claro algo tan obvio.

En cuanto a los de siempre, lo dicho. Sobran. No aportan nada, no sirven para nada y lo único que hacen es tocar los huevos.

Macías Pajas.

(6) Comentarios. Comentar este artículo.


VOLVER A LA WEB DE MACÍAS PAJAS